Oye, papá
¿Cómo se hace una barrica?

Seguramente todas las generaciones de hijos Boutes y Barthe que se han sucedido al frente de la tonelería desde 1880 hayan hecho alguna vez esta pregunta a su padre. Durante mucho tiempo recibieron una misma y única respuesta, ya que la preocupación de nuestros antepasados era fabricar toneles robustos y estancos capaces de contener vinos y alcoholes o de transportar cualquier tipo de mercancía. Nuestro padre Henri heredó esta experiencia ancestral, que aún hoy sigue siendo la base de nuestro oficio.

Sin embargo, a finales de los años 60 tuvo que adaptarse a una nueva era: el envejecimiento y la crianza de vinos y alcoholes en madera nueva. La barrica ya no era considerada como un simple contenedor sino como un factor cualitativo determinante. ¿Cómo conferir buenos taninos, buenos aromas al vino durante su fase de crianza?

Mi hermano y yo hemos aportado nuestro granito de arena al edificio familiar y hemos pensado, "diseñar" y pulir los contornos del estilo expresado por Boutes hoy.

El vino es nuestra pasión y nuestra prioridad. Nuestro mayor deseo es ofrecerle barricas de gran calidad. Respeto por el trabajo del viticultor, riqueza de buenos taninos, complejidad aromática, suavidad en el paladar, persistencia en boca... Estas características gustativas y organolépticas son, para todos nosotros, elementos de reflexión y trabajo que gobiernan nuestras opciones a la hora de seleccionar la madera, el modo de curado de nuestras duelas en el secadero o la calidad de nuestros tostados.

La barrica Boutes es una barrica con un fuerte carácter. Su estilo es reconocible entre todos los demás, para que cada uno de nuestros clientes pueda trabajar sabiendo exactamente lo que ésta aportará a su vino. Nosotros no vemos la barrica como un fin en sí misma sino como un medio de sublimar la identidad y la personalidad de cada vino.

Y además, es un placer para nosotros trabajar con usted, en este entorno mágico que es el mundo del vino.

La nobleza del roble asociada a la nobleza del vino reúne a los toneleros, los viticultores y los vinificadores del mundo entero en una búsqueda común: elaborar juntos, en total confianza, un producto de gran calidad.